La sociedad se ha caracterizado por desconocer el alcance de las personas con TEA (trastorno del espectro autista), pues lo ven como un tipo de represión. Este artículo pretende demostrar, con hechos y personajes de la vida real, que el autismo no es sinónimo de impedimento.

 

QUE EL TEA NO TE DETENGA

 

El mundo está lleno de mitos e hipótesis acerca de las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) pues, igualmente, está colmado de desinformación acerca del tema.

 

Ahora bien, lo que no es un secreto es que las personas del común, por lo anteriormente mencionado, ven el autismo como un tipo de incapacidad pues piensan o entienden que estas personas no serán capaces de realizar ciertas cosas o ser exitosos en la vida.

 

A continuación, con el fin de derribar la hipótesis de incapacidad, se expondrán dos casos de personas que han logrado llegar a la cima del éxito en muchos ámbitos de la vida.

 

 

(Foto: Ig @thisisbillgates)

 

El cofundador de la empresa Microsoft es uno de los principales ejemplos pues, desde pequeño, los síntomas del espectro comenzaron a aparecer. Evasión al contacto visual, movimientos continuos y totalmente iguales, fueron dos de las acciones que lo acercaron hacía un diagnóstico de TEA.

 

Aún así, el empresario e informático estadounidense llegó a ser, en su momento, la décima persona más rica del mundo. Actualmente, posee una fortuna valorada en 91,3 millones de dólares y, aunque continúa teniendo actitudes autistas y a pesar de las complicaciones que conlleva este trastorno, esto no lo detuvo en ningún momento de su vida.

 

 

(Foto: Ig @M_Phelps00)

 

Conocido como el Tiburón de Baltimore, debido a su ciudad de origen y su capacidad de nado, Phelps tuvo que luchar contra un tipo de autismo cuando aún era un niño. Conocido como TDha (Trastono de Déficit de Atención e Hiperactividad) es un  tipo de autismo no permite que el niño centre la atención en un accionar o una tarea y los desconcentra fácilmente, por lo cual dificulta la realización de las mismas.

 

Debido a esto, Phelps reconoció en una rueda de prensa que varias personas, entre ellas su maestra de lenguaje, le dijeron que no podría lograr algo en su vida. Viendo esto, el tiburón jamás se detuvo, logró ser cuatro veces el mejor nadador del mundo y obtuvo veintiocho medallas olímpicas a lo largo de su carrera.

 Otros casos

 Como Gates y Phelps se han encontrado muchos casos, de TEA, TDha y otros tipos de autismo. Caso Lionel Messi, quien tiene un leve Síndrome de Asperger; el director de cine Tim Burton, quien también tiene TEA; Amadeus Mozart, con un leve autismo; entre muchos otros casos.

 

En conclusión, cualquier tipo de autismo, como los ya mencionados, no son un motivo de impedimento para lograr sus objetivos. Eso sí, el apoyo incondicional y el tratamiento necesario siempre van a reforzar esta idea pues hay gente, como la Fundación RepaTEA, que velan por esto y buscan el mejor camino para que aquella persona con TEA logre llegar a la meta y jamás se detenga.

 

Por: Sebastián Arévalo Torres

Para mas información: www.repatea.org / Fundación RepaTEA / Bogotá D.C, Colombia / Cel: 3182659521 / fundacionrepatea@gmail.com

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *