De camino a la primera sesión de práctica social pensaba en lo que sería trabajar en una fundación que apoyara a familias con hijos con TEA (Trastorno del Espectro Autista) pues, como muchos colombianos, no tenía mucha idea de lo que esto significaba en una persona y mucho menos en un niño.

Siempre había escuchado acerca de la enfermedad, pero para sorpresa mía, estaba equivocado. “El autismo no es una enfermedad, es una condición” afirma Jorge Sengiali, padre de un chico que padece el trastorno, para el diario El Comercio de Ecuador.

Paradigmas en el Autismo

Dicho esto, podemos encontrarnos con el amplio desconocimiento que tenemos nosotros los colombianos acerca de este tema e, incluso, la ignorancia que manejan los padres frente a sus hijos sin saber un diagnóstico totalmente acertado.

“Se debe entender que es una gama de trastornos en el neurodesarrollo que genera dificultad para la comunicación, la socialización, además, alteraciones de los sentidos y de conductas motoras repetitivas” (elpais.com, 2018). Ahora bien, hay que aclarar que muchas de las definiciones no llegan a esclarecer el  comportamiento de alguien diagnosticado con TEA pues no llegan a ser muy diferentes a una persona del común.

Por ejemplo, es necesario que las personas sepan que aquellos que tienen la condición de TEA logran enfocar su atención en una meta que quieren cumplir, más que una persona cualquiera y logran alcanzarla en un tiempo menor pues su foco de atención está 100% en mejorar o lograr lo propuesto (de allí el mito de que son genios).

Como trabajan en la Fundación RepaTEA

En la Fundación RepaTEA busca confrontar dicha ignorancia para aclarar el panorama acerca del autismo, instruir a aquellas personas que no tengan conocimientos claros y, principalmente, a ayudar a las familias que tienen relación con el trastorno para que logren asumirlo y continuar su vida de una manera más llevadera.

Para concluir, hace falta concientizar a la gente acerca del Trastorno del Espectro Autista pues hay mucha desinformación, por lo menos en nuestro país; pero, así solo haya tenido un pequeño contacto en mi primera experiencia en la Fundación RepaTEA, puedo decir que ellos no son más que personas recorriendo un camino a otro mundo, con otro punto de vista y con complicaciones, como cada uno de nosotros tenemos en la vida cotidiana.

 

 Por: Sebastián Arévalo


3 Comments

Patricia Garcia · 08/08/2018 at 3:42 pm

Gracias por aceptar este reto, junto a las familias que conformamos la fundación.

Lady Cortés · 08/08/2018 at 7:45 pm

Que bueno! Otro ser humano que logra informarse y entender que nuestros nns son seres con Intereses particulares y no seres “raros” que lindo 😄.🎉

ALEJANDRA CAMACHO ACOSTA · 13/08/2018 at 2:32 pm

Me encanto el texto muchas gracias todo lo de la pagina me ayudado afrontar mi miedos y poner el frente a la condición de mi hijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *